Google y su silenciosa conquista del mundo

Google y los sith

Ya se  conocen las Google Glass. Éstas ejecutan una versión de Android adaptada para ese dispositivo. Una versión ligera del sistema, que funciona bajo comandos de voz y simples acciones, sin que requiera mucha potencia, pero que posee todo el potencial de Android, concentrado y adaptado en una casi nula interfaz gráfica, ya que usa la realidad aumentada.

El Wall Street Journal publicó  advirtiendo que Google está trabajando en una videoconsola (no me refiero al Ouya)

google glass
google glass

 un reloj y un reproductor multimedia con Android, cobran quizás más sentido y credibilidad. Un Android para productos sin interfaz táctil y con unas opciones adaptadas para otros soportes.

Un sistema fácil de manejar para fabricantes y casi invisible o neutral para los usuarios finales. Un robot que simplemente ejecute nuestra órdenes, nuestras aplicaciones y juegos favoritos que ya usamos en nuestro smartphone.

El camino no es fácil, como bien sabe el propio Microsoft, que falló estrepitosamente con el reproductor musical Zune, con el que quiso hacer frente al boom del iPod de Apple, única empresa que ha logrado el éxito en los dos sectores.

A diferencia de Apple, Google recurre a terceros (LG, HTC o Samsung) para que le fabriquen sus productos, respetando sus marca. Ahora se trata de saber quién le fabricará la consola y el reloj. A su favor tiene Android, el sistema operativo adaptable a cualquier accesorio y además libre para que lo adapten los fabricantes. Con eso Apple no puede competir.